Meltdown y Spectre: el pináculo del consumismo o la cultura de lo mal hecho

Empezando el año nos encontramos en el mundo de la tecnología con que 2018 nos daba la bienvenida con 2 vulnerabilidades: Meltdown y Spectre que si bien para el usuario común de dispositivos tecnológicos como computadoras, tabletas, celulares y básicamente lo que lleve un chip de unidad de procesamiento pasa desapercibido, lo que no debería ser así y nos lleva a preguntarnos realmente el porque compramos y cómo hacemos uso de dichos dispositivos. Y es que no se trata de ser fatalistas, pero tampoco de ignorar las 2 fallas consideradas las más graves en toda la historia de la tecnología, lo cual ya nos da un referente.

Y te estarás preguntando que son Meltdown y Spectre? bien, para explicarlo de una manera sencilla son dos defectos de diseño en los microprocesadores (Hardware) el primero solo afecta a procesadores de la marca Intel y la variante Spectre que es más difícil de explotar, pero a la vez más difícil de reparar al grado de que los expertos piensan que no existe una solución 100% efectiva más que el rediseño y cambio de procesadores y que afecta a Intel, AMD y ARM, los tres grandes productores de procesadores para computadoras y celulares, así como a todos los fabricantes de computadoras (incluida Apple con todos sus dispositivos y celulares menos iWatch) tablets y dispositivos lot o el internet de las cosas, autos, etc.

Estas dos vulnerabilidades básicamente sirven para saltarse los sistemas de protección más efectivos que se encuentran en los procesadores permitiendo el acceso directo y sin barreras al kernel del sistema operativo que utilizas en tus dispositivos donde se alojan datos como contraseñas de tus servicios, claves e información confidencial, podríamos entrar en más detalles tecnológicos de cómo te afecta pero no es el punto, puedes encontrar ya mucha información de ello en línea, lo importante es hacer la reflexión a varias preguntas como son: Por que necesito uno de estos dispositivos? Qué uso les doy, aprovecho su potencial tecnológico y la inversión? (muchas veces demasiado elevada para lo que realmente ocupamos) Como es que una compañía de la envergadura de Intel no se dió cuenta de estos fallos de diseño si están presentes según los expertos desde hace 2 décadas, ineptitud o indiferencia ante la posibilidad de perder millones de dólares? y como consumidor, que hago al respecto? pasemos a la primer pregunta: Por que necesito uno de estos dispositivos?

La tecnología es ya parte de nuestra vida cotidiana facilitándonos muchas tareas de nuestro día personales y laborales, no cabe duda de ello, desde acercarnos a nuestros familiares mediante aplicaciones de mensajería instantánea, de llamadas sin costo hasta videollamadas, todas ellas al alcance de un touch en nuestro celular o tableta y un click en nuestra computadora, además de tambien cumplir en el ámbito laboral con las mismas características de comunicación y acercamiento para diferentes proyectos, nos proporcionan desde recordatorios para ir al dentista hasta juntas importantes para cerrar negocios, desde hacer una lista de super hasta hacer una lista de faltantes en la empresa, bueno creo que queda claro que no podemos prescindir de la tecnología en nuestros días, y el por qué necesitamos de estos aparatejos, pero en verdad haces todo esto en tu dispositivo? o solo lo usas para recreación? para ver videos y redes sociales lo cual es también muy válido pues es parte de lo que nos ha traído la tecnología en cuestión de ocio con un amplio escaparate de plataformas, pero nos lleva a la siguiente pregunta que atañe a nuestra cartera: Que uso le doy, aprovecho su potencial y mi inversión?

Para todos es bien sabido de las bondades tecnológicas en los famosos dispositivos llamados de gama alta, pero también es bien sabido su alto coste no importando la marca, celulares de $25,000, computadoras de $50,000 donde obviamente van acompañados de los mejores despliegues tecnológicos, aunque en lo personal nunca justificare un precio tan elevado en celulares o tablets, caso contrario a las computadoras, pues nos hacen creer que un celular hace lo mismo que una computadora, y en el groso de las actividades sencillas y cotidianas es así, leen correos  los mandan, ves videos, editas fotos, etc, pero en el ámbito profesional, esto no es así, ni en sueños actualmente ningún editor de fotografía en app (ni aún los de adobe) puede hacer lo que hace Photoshop de escritorio, tal vez en un futuro; pero aun no, ni en sueños un iPhone X o iPad Pro puede hacer lo que harán las nuevas Mac Pro en cuestiones de edición de audio y video, de ahí su costo de casi $60,000 o mas según las especificaciones.

Obviamente también nos venden el valor agregado de los servicios, y la marca, todas las compañias lo hacen, pues no es suficiente el uso que se les de, si no también el estatus social que le acompaña, por que se podrá traer el celular de punta con chip nuclear que te llevara a la luna (aunque muchas veces apenas y se sabe encenderlo) pero es lo último en la moda y refleja mi status (aunque de exclusivo pues no tiene nada pues millones de gentes tienen uno igual en todo el mundo) o al menos eso se cree, porque sí, así como la tecnología es parte ya de nuestra vida diaria, desafortunadamente esta se divide en productividad y estatus, la segunda uno de los grandes males a la misma, pues al no saber diferenciar de lo tecnológico a lo social, da pie a los abusos de las grandes corporaciones, y abordamos la siguiente pregunta: Como es que una compañía de la envergadura de Intel, no se dió cuenta de estos fallos de diseño si llevan dos décadas de existir, ineptitud o indiferencia ante la posibilidad de perder millones de dólares?

Bien, aunque estos fallos afectan a más compañías, me refiero a Intel pues su proceder deja mucho que desear abusando de su posición como el fabricante de procesadores número uno en el mundo y dominando el mercado personal y empresarial, pues se les comunicó de estos errores con muchos meses de anticipación y aún así siguieron con su linea de producción resultando, según algunos datos de internet, afectados también los próximos procesadores que aun no se estrenan! y esto por no detener la producción y no rediseñar los procesadores, lo cual llevaría un gasto millonario, ni hablar de cambiar los de las computadoras que aun no se venden ni de las ya vendidas pues son de 20 años a la actualidad, imposible, ahora bien si la solución por software que plantean ralentizará los equipos, quien me responde como comprador? por que si compro mi equipo con especificaciones que necesito por mi ámbito profesional o personal y después resulta que irá a menor rendimiento, quien me regresa la diferencia? quien me lo cambia? la respuesta es clara, nadie, pero son los menos quienes hacen este planteamiento, pues quien gasta sin saber que necesita y para que, no notara que su Mclaren de 386.4 km/ph ira a 220 pues no lo usa para competir en F1 lo usa a 80 Km/hora solo para llegar a casa, pero compro Mclaren de F1 para que se vea bonito o refleje su status quo, lo cual es valido, pero no permitas que las corporaciones se mofen de ti, solo porque tienes dinero, la inteligencia da un verdadero status quo.

Intel no hará absolutamente nada pues sus fans ya le defienden en internet, minimizando algo que a leguas se ve fue negligencia o ineficiencia haciendo las cosas mal, al caso da igual, y su control de calidad de los últimos 20 años? y la ética de los ingenieros que hicieron el diseño? y la cadena de producción con sus filtros? por que se vale equivocarse pero en estas grandes empresas hay procesos que pasan por muchas personas, todas se equivocaron? podría ser, por negligencia en hacer su trabajo o peor aún, por no hacerlo! por nada Linus Torvalds creador de Linux les refirió duras críticas, mientras compremos cosas sin saber; solo por comprar, sin investigar que hacen, en que nos ayudan, como puedo explotarlo al maximo o simplemente saber que voy a presumir y por que, las grandes corporaciones seguirán abusando sin temor alguno a represalias donde les duele, en el dinero, pues lo mas importante es tener lo último aunque no sepa ni que hace.

 

 

Nacido en la Ciudad de México, apasionado de la música y las artes, la lectura, el ánime, los videojuegos así como temas sociales, vocalista y compositor, activista y amante de la producción así como de los buenos vinos y la locura, participa actualmente como Director de Producción y en algunos proyectos de programas.

Leave a Reply

Deja un comentario